Albacete cuenta con muy diversos lugares a los que visitar. Desde edificios emblemáticos como su catedral, diferentes museos entre ellos el dedicado a sus famosos cuchillos, hasta espacios verdes. A continuación podréis encontrar los lugares más emblemáticos de nuestra ciudad:

  • La Plaza del Altozano: Una de las postales más típicas de Albacete es la de su típica  rodeada de edificios emblemáticos y mezcla de estilos arquitectónicos.
  • La Catedral de Albacete: Construida sobre uno de los tres cerros representativos de la ciudad; de estilo Neo-Románico, cuenta con una de las colecciones de frescos más amplia de Europa.
  • El Museo Arqueológico: Tan rico, original y excepcional el patrimonio arqueológico albaceteño que es inexcusable una visita por parte de todos los aficionados a la historia más antigua de nuestro país.
  • Bellas Artes dedicada, casi en exclusiva, a la obra del pintor de Barrax Benjamín Palencia. Sin duda una verdadera gran joya por descubrir, paradójicamente, a la vista de y accesible a todos.
  • La Cuchillería:  Es una institución museística única en el país y forma parte, junto a los de las ciudades de Solingen (Alemania) y Thiers (Francia), del grupo de los tres museos europeos dedicados a la cuchillería en Europa, unidos bajo la declaración de Albacete en defensa del sector cuchillero con el lema: «tres ciudades, tres museos, tres países». Consta de sede en la emblemática Casa de Hortelano, palacete de principios del siglo XX situado en la Plaza de la Catedral, obra del prestigioso arquitecto Daniel Rubio.
  • El Parque Abelardo Sánchez: Es el mayor espacio verde urbano de la ciudad española de Albacete, con 120 000 , y el tercero más antiguo, lo que lo convierte en «El Parque» por antonomasia de la ciudad. Situado en pleno centro de la capital, es el parque urbano más grande de Castilla-La Mancha. Es uno de los lugares más significativos de la urbe manchega.
  • El Pasaje Lodares: Una histórica y monumental galería comercial y residencial existente en la ciudad española de Albacete.

Esta edificación creada a imagen y semejanza de las galerías italianas pertenece a la arquitectura modernista de principios del siglo XX. El Pasaje Lodares es, uno de los tres únicos ejemplos de este tipo de galerías que se conservan en España.