Y con tanta información sobre la ciudad seguro que os estáis preguntando… ¿Pero, qué hay por la noche? ¡No os preocupéis! Cuenca está repleto de bares y pubs donde pasar tus locas noches.

Primero, y para ir calentando la noche, tendréis multitud de bares en los que poder comer, por un precio aproximado de 1,5-2 euros nuestras famosas tapas... Además, no podéis iros de la ciudad sin probar platos típicos como son el morteruelo, ajoarriero, zarajos, mojete, o  tortilla y los tradicionales platos y pinchos españoles.

La Calle San Francisco (comúnmente conocida como la Sanfran), la zona del Princesa, la calle Carretería o la zona de la Plaza y el Castillo son algunos de los lugar donde mejor y más barato podréis tomar algo con vuestra deseada tapa. Sin embargo, si eres de un paladar más refinado, no te preocupes porque también encontraras unos buenos restaurantes con menús diarios de dos platos, postre, bebida y pan por menos de 15 euros. Ya sabes que en Cuenca, nunca se pasa hambre.

Después, cuando la hora de salir en España se acerca (recordamos que aquí somos muy tardíos) toda la gente se suele congregar y hacer botellón en el mismo sitio, la Plaza de España. También está la opción, aunque un poco más cara, de salir buscando un ambiente diferente en el Casco Antiguo.

Una vez que ya hemos entrado en calor y nos disponemos a continuar la fiesta nos dirigimos a los pubs. En Cuenca los encontramos casi todos en una misma calle. Y para aquel que el cuerpo aguante, podemos acabar la noche desayunando chocolate con churros en la “Churre” de Plaza España.

Además, todo estudiante debe saber que Cuenca, a pesar de su tamaño tiene una gran vida universitaria que hará que te lo pases en grande con muy poco dinero, en los ya famosos “Jueves Universitarios”. La noche de Cuenca nunca defraudará con tan solo 10 euros en la cartera.